¿Qué es un texto académico?


Dr. Miguel Ángel Núñez

A veces lo más obvio es que no es tan obvio. No es fácil dilucidar qué es un texto académico, especialmente cuando los que preguntan son estudiantes que no están familiarizados con lo “académico”, por más que estén estudiando en una universidad o en un centro de educación superior.

J. Padrón señala que se llama "texto académico a cualquiera de las producciones orales, escritas, audiovisuales, etc. que tienen lugar en el marco de las actividades científicas y universitarias, que responden típicamente a la intención básica de producir o transmitir conocimientos sistemáticos de alcance social y cuyos destinatarios son los miembros de las distintas comunidades científicas y universitarias a nivel local, nacional o transnacional".[1]

Según esta definición un texto académico tiene los siguientes elementos básicos:
  • Es una producción que puede ser realizada en diferentes formatos: Oral (una conferencia por ejemplo); escrito (un libro o un artículo); audiovisual (un documental, una película, un informe en vídeo). Es decir, el formato no es lo que importa sino la raíz de la información.
  • Es fruto de actividades científicas o académicas. Puede ser una tesis (pregrado o posgrado) o un proyecto de investigación o una investigación profesional o universitaria. Eso implica que es distinto a un ensayo (donde, como la palabra lo dice, un autor ensaya una hipótesis o una opinión) y a cualquier información de divulgación (que puede o no ser fruto de investigación).
  •  Está en el marco de una intencionalidad clave en la academia, es decir, producir conocimiento.
  • Pero no sólo es producir, sino que también procura transmitir dicho conocimiento. Investigación que no se publica o edita, no sirve, queda encajonada y no es útil. El conocimiento se nutre de muchas mentes que trabajan de manera aislada, pero en conjunto van produciendo nuevos horizontes de información.
  • Se distingue porque los destinatarios no son el público en general, sino en primer lugar las comunidades académicas y científicas. Eso implica que en muchos casos el lenguaje que se usará no es coloquial y habrá momentos, que sólo los que estén familiarizados con un determinado campo del saber podrán entender. Pero no tiene nada de snob, simplemente, es parte de la intencionalidad de transmitir a un grupo en especial.
  • Finalmente, tiene alcances mundiales. La ciencia no se hace en solitario, es una labor comunitaria. Lo que uno descubre se suma a lo que otro investigador encuentra, en la suma total de esos pequeños descubrimientos se va haciendo ciencia.

Por lo tanto, un texto académico no es de información coloquial ni basada en opiniones, es estrictamente construida sobre la base de información probada o atestiguada por otro experto. De allí que la mayoría de los textos académicos contengan numerosas referencias a textos anteriores que de algún modo validan la información que se está ofreciendo en el texto en particular que se presenta a la comunidad científica.

Es muy importante señalar fuentes, porque los investigadores que leen pueden ver sobre qué ha construido la información la persona que está haciendo su informe. No se trata de copiar, sino de evidenciar que se tiene referencia de la información que ya es parte de la academia.

Por otro lado, un elemento que la definición da y que dejamos para el final, es señalar que el conocimiento que se transmite en el texto académico es sistemático, es decir, no es simplemente producto de un momento o de una inspiración tipo “¡eureka!” sino fruto de la labor conjunta de las muchas investigaciones realizadas antes. Eso es lo que hace interesante una investigación. Por lo mismo, la búsqueda de información no es tangencial, sino fundamental, porque permite establecer qué se ha hecho hasta el momento y el investigador puede definir en qué sentido su investigación será diferente a lo realizado hasta el momento.

Texto escrito

En otro post, probablemente, analizaremos textos académicos en formatos no escritos. En este momento un poco señalar la forma en que surgen los textos académicos, que pueden ser variados:
  • Tesis: Trabajos realizados para finalizar estudios de pregrado y posgrado. En general, aunque tienen un trasfondo diferente y una profundidad distintas, las tesis de licenciatura, maestría y doctorado, tienen un componente que las hace muy importantes a la hora de aportar en la investigación. Son fruto de un trabajo sistemático, metódico y dirigido. Eso exige que muchas de las variables de un trabajo no profesional sean disipadas. Hay que defender ideas, procedimiento, metodologías y el sin fin de detalles con los que se arma una tesis. Por esa razón, muchas tesis se convierten en artículos académicos (a veces, varios a partir de una tesis) y en libros que son un verdadero aporte.
  • Asignaciones profesionales. En general, son trabajos de investigación que se realizan en el contexto de un proyecto de investigación institucional (en el caso de universidades) o de mejoramiento de un producto (en el caso de empresas), o de búsqueda de soluciones (en caso de empresas farmacéuticas, ingenieriles, etc.). Quienes realizan estas investigaciones no son neófitos, sino profesionales, que dedican años a la investigación y que son expertos en áreas diferenciadas. No todos los resultados se publican para el público masivo, a veces, porque son parte de investigaciones industriales o donde hay en juego patentes, no obstante, en algún momento se dan a conocer detalles que van aumentando la información científica.
  • Investigaciones particulares. Mucho del conocimiento científico avanza por la curiosidad de personas individuales que deciden realizar verdaderas cruzadas de investigación. Sin embargo, muchos de esos descubrimientos no se materializan necesariamente en investigaciones publicadas.
Por otro lado, está el entender cómo son difundidas habitualmente las investigaciones, de las que hemos mencionado anteriormente.
  • Artículos: Es la forma más común. Se publican en revistas académicas que son arbitradas, es decir, los artículos, antes de su publicación son examinados por expertos en el área que le hacen sugerencias de fondo y forma al autor. Habitualmente es en referato ciego, eso quiere decir, que ni el autor ni los críticos conocen quién crítica ni a quién lo hacen. Eso garantiza imparcialidad y evitar el sesgo de la cercanía o conocimiento. Sólo se analiza el texto escrito, nada más.
  • Ponencias: Los congresos y simposios son, en primera instancia, el momento en que los investigadores exponen ante grupos de personas expertas y del área, los conocimientos que han logrado. Al hacerlo de esa manera, en una exposición pública pueden tener una retroalimentación muy importante para hacer mejoras al trabajo y exponer de manera objetiva y ante el escrutinio de otros los resultados a los que se han llegado. Muchas ponencias son publicadas, otras sólo sirven para dar forma a otros trabajos posteriores.
  •  Libros: A veces los libros son tesis que se han convertido en libros, y otras veces, investigaciones que se han ampliado hasta formar un texto. La única dificultad con el libro es que a menudo entre la creación del mismo y  el momento en que ve la luz pública ha pasado mucho tiempo, a veces, más del necesario. De todos modos, sirve para dejar plasmada de manera más amplia una investigación.
  • Trabajos no editados: A veces son papers (artículos para discusión) o monografías de trabajo que son de circulación restringida. Se utiliza en empresas, universidades e incluso entre investigadores para exponer sus ideas. Una gran cantidad de esta información no se publica, a lo más, algunos de estos trabajos van a parar a la sección de archivos de algunas bibliotecas que tienen secciones para recibir materiales no publicados.

Por lo tanto, los dos elementos más importantes desde los cuales recabar información para los trabajos de investigación son los artículos, las ponencias (cuando se publican) y los libros.

Investigar es exponer y exponerse, en muchos sentidos, es presentar y esperar que la presentación sea analizada hasta el detalle por otros expertos que puedan ayudar a detectar falencias en el problema, en la metodología, en la muestra o en cualquier otro elemento del trabajo en cuestión. Lo importante es que el conocimiento no es patrimonio de un individuo, se hace ciencia en comunidad.

[1] J. Padrón, J. Análisis del discurso e investigación social: Temas para seminario (Caracas: USR, 1996).

Copyright: Dr. Miguel Ángel Núñez

2 comentarios:

Gracias! muy buena informacion!!

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...